jueves, 23 de junio de 2011

CONSEJOS PARA CANDIDATOS

En su libro "Cristalizando las relaciones públicas" decía Edward L Bernays, el padre de la moderna ingeniería social :“cuando queremos modificar la actitud o incidir en algún comportamiento, después de examinar las fuentes de las creencias establecidas, se debe, o bien desacreditar las viejas autoridades, o bien crear nuevas autoridades articulando una corriente de opinión contra la vieja creencia o a favor de la nueva”
Aprendan giles como se manipula a la masa.
Si lo sabrá mañeto.
Pero existe un sector atomizado dentro de lo heterogéneo del electorado que responde a los parámetros conductuales de Bernays, atacado por el "Síndrome del Harem", que cualquiera que haga memoria de su propio pasado en algún momento de su vida a actuado bajo los efectos de esta inconciente manera.
El eunuco era el encargado de cuidar el harem para solaz del sultán, que para asegurarse  la fidelidad del vigilante y para que este no fuera tentado la emasculación era un método mas que efectivo. Este pobre sujeto aceptaba sin mas el orden de las cosas y el papel que le tocaba y he aquí el plus que ganaba el sultán: el chabón cumplía para lo que había sido preparado mas que nada porque al haber sido privado de sus atributos y ser impotente, recobraba la potencia haciendo sentir impotente a los demás, a cualquiera que se atreviera el se lo impedía y de ese modo el se sentía potente.
El empleado público que se rasca mientras vos esperás en ventanilla y sabe que lo estás mirando es un acto del "Síndrome",el se considera mal pago y se recupera de su frustrante situación impotente trasmitiendo su impotencia a vos que no te queda otra que esperar impotente a que se digne a atenderte; para el es un instante de gozo.
O el jefe que te basurea gratuítamente, y vos aguantando porque no hay otro ingreso, tiene esa actitud porque la mujer lo guampea y no puede evitarlo, hacerte sentir impotente por un momento le da ilusión a el de potencia y la goza.
O nosotros cuando nos tocan bocina buscando paso yendo en auto después de un día donde nos salió todo para el orto,nos quedamos en el medio de la calle andando despacito y sin querer nos hacemos los boludos mientras pensamos que se caguennnn , ahí estamos recobrando potencia, desparramando impotencia gratuítamente e inconciéntemente a los que vienen detrás.
Ni hablar de las cadenas de impotencia que interactúan en el medio social, a mi me cagaron yo cago a cualquiera como sea, y recagado por los demás a veces de tanto querer cagar te cagás encima.
Por eso a la hora de votar, los candidatos deben tener en cuenta esta particularidad de los votantes, muchos no van a cumplir el deber cívico con el pensamiento esclarecido, lo hacen llenos de cotidianeidad, y al hacerlo con las entrañas vota el inconciente y la carga de impotencia. Y lo hacen con esta premisa dándole vueltas en la cabeza, ¿así que vos querías ser elegido?,mirá como no te voto!!.

10 comentarios:

Daniel dijo...

Te digo que es altamente probable esta hipótesis de comportamiento.

Ricardo dijo...

No hay que saturar, decís vos.
Puede ser. Me parece que es más un mensaje para quienes marchan arriba en las encuestas.
Se me ocurre entonces que una estrategia interesante sería servir como canal para descomprimir tensiones. Un poco eso fue el voto útil a De Narváez en 2009 en la PBA, ¿no?

Muy buena la cita de Bernays.

Moscón dijo...

Si,casi todos la tenemos a flor de piel,no somos inmunes.

Moscón dijo...

Ricardo:
Mostrar que los ideales para cagarles la vida están en la vereda de enfrente es lo mejor,es la variante para esta estrategia.

edgardo dijo...

me parece que este comportamiento quizàs no se vea tanto enestas elecciones, estoy viendo mucha gente que antes actuaba asì y ahora analiza un poco mas el asunto.
por otra parte, gracias por aexplicarme por que los jefes son asì, a partir de mañana los voy a mirar con un poco de làstima

Moscón dijo...

Edgardo:
Este comportamiento es mas propenso en las grandes urbes,donde la gente mas que estar junta vive amontonada.
Lo del jefe es una entre muchas causas,puede ser que también sea un coqueto y los estragos del tiempo en su rostro precipitaron la ruptura con su novio.

Sujeto dijo...

Che Moscón
Aprovecho tu post de consejos para darle uno al querido Daniel Filmus:
dejate de hinchar las pelotas con el lugar del debate. ¿El hijo de Franco quiere solamente en TN ? demostrá que no te cagás y andá a TN, que hasta ofreció darlo abiertamente. Andá, decí lo que tenés que decir y te vamos a bancar.
Gracias por el espacio,
Abrazo Grande

Moscón dijo...

Che Sujeto:
Uno es toro en su rodeo y torazo en rodeo ajeno,¿no?

Hilda dijo...

Puede ser, puede ser...
Ya estoy escuchando a muchos (de esos que dicen que la política no es para ellos) decir que están podridos...
¿Cuál sería la sugerencia entonces?
Pienso que debemos seguir...
Eso sí buscando de hacer super interesantes las cosas que decimos. No digo ponerme a bailar arriba de un parlante (a mí nadie me daría bola, o sí, llamarían al psiquiátrico)
EFECTO, debemos buscar efecto en frases cortas (no leen!!!) en mostrar cosas concretas... Por favor ideas!!!
El debate... tal vez sí, tendría que aceptar y en el mismo decir en dos o tres líneas la verdad (sino nadie se va a enterar)

Moscón dijo...

Hilda:
Son los que están podridos que van a votar sin sesos,ese voto es el peligroso,no piensan sopesando alternativas de mejoras,su carga depresiva actúa contra su razonamiento y hasta con algo de autosabotage.El rescate de ese voto va contra el mas carismático,sin memoria de gestión.