sábado, 21 de octubre de 2017

SE SABÍA. SE SABÍA

• Más de un mes, diciendo todos en el gobierno que no era seguro que Santiago hubiera estado con los Mapuches el día que Gendarmería NACIONAL desalojó la ruta 40 por la fuerza.
• Patricia Bullrich dijo que ponía las manos en el fuego por Gendarmeria.
• Patricia Bullrich le dió visos de credibilidad a la hipótesis de la puñalada a Santiago de parte del puestero de Benetton. Los análisis de la sangre hallada la desmintieron.
• Se dijo que Santiago viajaba mucho a dedo y esto dificultaba su búsqueda. 
• Se dijo que Santiago era pariente de Vaca Narvaja, de Cristina Kirchner y de vaya uno a saber quien mas. Algo incomprobable y desmentido rotundamente en la página oficial por la familia Maldonado.
• Se dijo que Santiago había sido visto confundido a pie y en bicicleta, en localidades vecinas al lugar de su desaparición.
• Se dijo que podía estar en Chile y que alli las fuerzas de seguridad de nuestro pais no podían buscarlo.
• Un camionero dijo que lo había encontrado en Ceibas, Entre Rios.
• Una pareja de fueguinos que se presentó en una comisaría de Rio Grande dijo que lo levantaron en la ruta.
• Se dijo que lo podian haber matado los Mapuches.
• Se dijo que podía estar vivo con otra identidad, con el pelo y la barba cortados.
• Una peluqueria de Villa Mercedes, San Luis, fue allanada por orden del juez Otranto, tras la versión de que Santiago se había cortado el pelo en ese lugar. Poco después apareció el joven que se había cortado allí el pelo y dijo que la persona en cuestion era el y no Santiago.
• El juez Otranto ordenó peritar los vehículos de Gendarmeria NACIONAL sindicados por los Mapuches como transporte del cuerpo de Santiago el mismo dia de su desaparición. Pero, avisó dias antes a la fuerza. Cuando se peritaron, los vehículos habian sido prolija y minuciosamente lavados.
• El juez Guido Otranto afirmó en declaraciones periodísticas que lo mas razonable era que Santiago se hubiese ahogado en el rio. Este prejuzgamiento le costó que lo apartaran del caso.
• El gobierno de MAURICIO MACRI se negó a recibir la colaboración de expertos de la ONU.
• (cada vez que digo "se dijo", quiero decir: medios afines al gobierno dijeron o, funcionarios del gobierno dijeron o, referentes de Cambiemos dijeron. Hecha la aclaración, continúo)
• Se dijo que el cuerpo apareció por una interna Mapuche.
• El gobierno ofrecía 2 millones de pesos a quien diera datos ciertos sobre Santiago. Hubo un llamado al juez indicando el sitio donde estaba el cuerpo? Quien llamo no quería la recompensa? Estaba implicado en el hecho?
• El Ministro de Justicia Germán Garavano dijo que era llamativo que el cuerpo apareciera justo tres dias antes de las elecciones. En serio será la oposición partidaria a Cambiemos la que politiza el caso?
• Carrió dijo que era un 20% probable que "este chico" (por Santiago) estuviera en Chile. No contenta con dicha barbaridad sin asidero alguno, tras el hallazgo del cuerpo, afirmó que el cadáver podía ser como el de Walt Disney, por el frio de las aguas del rio Chubut. Hasta sus aliados le pidieron que se disculpe y se calle.
• Al día siguiente del hallazgo del cadáver se hizo una encuesta telefónica en Rosario con 15 preguntas. Una de ellas apuntaba a saber si el hallazgo del cuerpo le haría cambiar su voto al encuestado. Una vergüenza. El diputado provincial santafesino del socialismo, Joaquín Blanco, hizo una presentación a la justicia para, entre otras cosas, determinar quien habia encargado la encuesta.
• Germán Garavano dijo que Macri había tenido una "buena charla" con la madre de Santiago. La llamada de Macri fue calificada de hipócrita por Sergio, hermano de Santiago. En la "buena charla" hubo mas reclamos que otra cosa de parte de la madre de Santiago.
• Lo que NO SE DIJO es que hubo un gigantesco encubrimiento del que muy posiblemente hayan participado los gendarmes y el jefe del operativo de desalojo de la ruta 40 el día de la desaparición de Santiago, el jefe de Gendarmería NACIONAL, los ministros Patricia Bullrich, Germán Garavano, Claudio Avruj, el Jefe de gabinete de Ministros Marcos Peña, la Vicepresidenta Gabriela Micheti y el Presidente Mauricio Macri. 
• LO QUE NO SE DIJO es que el PRO le habría pagado a un ejército de trols para sembrar pistas falsas, para desprestigiar y demonizar a los Mapuches y para hablar mal de la familia de Santiago. Y le habría pagado a personas que desde un call center llamaban a Sergio Maldonado para insultarlo, decirle lacra, basura, operador político del kirchnerismo, conspirador de izquierda, etc.
• LO QUE NO SE DIJO es que Durán Barba y Marcos Peña trabajaron, y siguen trabajando, para que la opinión pública sobre el caso Maldonado impacte lo mas suave posible al Gobierno Nacional y no le haga perder votos a Cambiemos en las elecciones de mañana. Eso les importa mucho mas que la vida/muerte de Santiago, por eso las horas extras de Marquitos y el ecuatoriano.
LO QUE NO SE DIJO es que la lucha de los Mapuches es por SU territorio, que fuera vendido por Carlos Saul 1ro de Anillaco a Benetton con ellos adentro. Por ello, no por otra cosa, es que sigue preso Facundo Jones Huala.
• LO QUE NO SE DIJO es que el "clima de época" engendrado por este gobierno es la "mano dura" y eso inexorablemente conduce a casos como el de Santiago, desaparición forzada seguida de muerte. No es desaparición sistemática. El gobierno no salió a matar a 30.000 como otrora. Pero la fuerza que lo hizo desaparecer y lo mató a Santiago es altamente probable que sea Gendarmería NACIONAL. Siempre nacional con mayúsculas, para que se entienda. Una fuerza DEL ESTADO NACIONAL. Por eso está bien catalogado el caso. DESAPARICIÓN FORZADA ahora SEGUIDA DE MUERTE. 
• Y, por último, asi simplemente se haya ahogado sin recibir golpe alguno de un gendarme, puede ser visto como menos atroz pero fue en medio de un operativo represivo de Gendarmería, o sea que ésta es la CULPABLE de la muerte. En definitiva: Se sabía, se sabía...

Ricardo Aricó

jueves, 12 de octubre de 2017

MACRI, MESSI, MALDONADO...

Resultado de imagen para pelota de futbol




• ¿Nadie va a decir que una de las principales preocopaciones de "La Rosada" era que Argentina quedara fuera del mundial? (Si no hay pan, debe haber circo) Macri llamó a Messi tras el partido y estaba mas feliz que el 10.
• ¿Nadie va a sospechar de la vergonzosa actitud de Ecuador, faltándole el respeto a las selecciones que pugnaban con Argentina por un lugar en Rusia, al armar un equipo de novatos del ámbito ecuatoriano, de los cuales estaba solo el arquero suplente del plantel que nos había ganado 2 a 0 en Buenos Aires, en estas mismas eliminatorias?
• ¿Nadie va a mencionar que en la AFA, donde el que firma es Tapia pero el verdadero presidente es Angelici, amigo de Macri, se manejan las relaciones con las otras asociaciones de futbol, entre ellas la de Ecuador?
•¿Nadie va a destacar la dignidad de Brasil, que sin necesitar ni un punto para ser 1ro, le hizo 3 goles a Chile, ni la de Venezuela que, como Ecuador, no tenía chance de clasificar y, sin embargo, le ganó a Paraguay en Asunción?
•¿Nadie va a recordar que Chile reclamó por la inclusión de un jugador (que no incidió en el resultado) en la selección boliviana al que le faltaban unos dias para el plazo legal de ciudadanía, le dieron la razón, le quitaron puntos a Bolivia pero le agregaron 3 a Perú, que por eso dejó afuera del repechaje justamente a Chile, que quiere seguir ganando en los escritorios, ahora a expensas de Colombia y Perú?
En fin...
• Ojalá Messi reafirme su cualidad de crack y de mejor del mundo, para lo cual deberá dejar de ser ese niño caprichoso que baja la cabeza cuando no le salen las cosas. Si se recibe de hombre, el mundial puede ser nuestro. Y el logrará esa asignatura pendiente.
• Ojalá no lo convoquen nunca mas a Higuaín (ni olvido ni perdón) ni a su sucesor, Benedetto.
• Ojalá el futbol no nos tape lo importante. A propósito, ojalá, en los amistosos por venir, los jugadores se pongan la camiseta con la cara de Santiago Maldonado, para contrarrestar las guachadas de Bullrrich ("La ONU debe tener la voz no solamente de un grupo que puede tener intenciones politicas en el caso, sino la voz de todos") y de Carrió ("Es un 20% probable que Maldonado esté en Chile"), principales encubridoras, junto a Macri, de un asesinato.
Ah! Y volviendo a lo banal. Con el peor pais del mundo eliminado del mundial , que no deberá jugar a lo que no sabe y cuya gente seguirá hablando de la NBA, el beisbol o el futbol americano, se me antoja cantar: "Es para Donald que lo mira por T V".

Balonpié amateur

lunes, 9 de octubre de 2017

LA COMODA FALACIA DEL ESTILO DE VIDA

Los principios de la neolengua: "La intención de la neolengua no era solamente proveer un medio de expresión a la cosmovisión y hábitos mentales propios de los devotos del Ingsoc, sino también imposibilitar otras formas de pensamiento. Lo que se pretendía era que una vez la neolengua fuera adoptada' de una vez por todas y la vieja lengua olvidada, cualquier pensamiento herético, es decir, un pensamiento divergente de los principios del Ingsoc, fuera  literalmente impensable, o por lo menos en tanto que el pensamiento depende de las palabras". George Orwell, 1984
La cómoda falacia del “estilo de vida”
Una cultura se define por el conjunto de ideas y valores que encarna. En su interior, el sentido común opera como un marco teórico tácito que orienta nuestras evaluaciones de lo que la realidad nos ofrece. Esto no solo incluye los juicios que nos formamos acerca delos hechos sino algo mucho más profundo y contraintuitivo: configura nuestras percepciones acerca de ellos. No se trata solo del modo en que evaluamos lo que ocurre sino del modo en que lo vemos (percibimos). Saberlo, y estar advertido de este sesgo nos hace libres y privilegia el abordaje racional de los problemas. Ignorarlo, nos convierte en sujetos propicios para la manipulación y la servidumbre.
La medicina no es ajena a estos riesgos. La ciencia sobre la que se funda produce “evidencias” (pruebas) que el clínico deberá emplear para orientar sus intervenciones. Pero, entre unas y otras, media un proceso que requiere de una operación intelectual de alto nivel: contextualización, personalización, respeto por los valores y preferencias, decisiones compartidas. Este paso no es de menor jerarquía epistemológica que la ciencia pura, es, por el contrario, de un valor superior, ya que involucra a personas y no solo a datos.
La Medicina Basada en Evidencias es una de las transformaciones más auspiciosas en la historia de la medicina. Sus aportes son indiscutibles tanto en su propuesta metodológica como en sus resultados epidemiológicos. Pero el culto dogmático a las evidencias se desliza a menudo hacia el riesgo del empirismo más elemental.
Señala Mario Bunge: “La Medicina Basada en Pruebas tiene un límite y un peligro epistémico: se expone a conformarse con datos y generalizaciones empíricas, mientras que la buena ciencia también involucra hipótesis y teorías”.1
La práctica de la medicina debe recuperar su jerarquía intelectual, empezando por la valoración que los propios médicos tenemos de nuestra tarea cotidiana
Basta recorrer algunas de las ideas más aceptadas en el pensamiento médico actual -con todo su bagaje científico- para encontrar que gran parte de lo aceptado sin crítica se basa solo en meras correlaciones, suposiciones y conjeturas. En muchos casos las asociaciones son verdaderas, pero la atribución de causalidad acerca de ellas es falsa. No reconocer la frontera entre ciencia y clínica es un grave inconveniente; pero ignorar la que separa a los meros datos de las hipótesis y teorías que los explican y justifican así como de las pruebas que los confirman o refutan, es más grave todavía. No existe ciencia ateórica. El conocimiento científico no consiste en la acumulación de datos que “co-varian”sino en desentrañar los vínculos que producen esa asociación (y que pocas veces son causales). La práctica de la medicina debe recuperar su jerarquía intelectual, empezando por la valoración que los propios médicos tenemos de nuestra tarea cotidiana.
El “estilo de vida”, el pensamiento débil y la pereza intelectual
No cabe duda de que gran parte de las enfermedades crónicas del presente están vinculadas con los modos en que vivimos. Sin embargo, también la denominación de“estilo de vida” oculta más de que lo que muestra. El lenguaje encierra connotaciones, no solo denotaciones, y ambas orientan la práctica. Las palabras nunca son inocentes, la ingenuidad procede de su uso irreflexivo y acrítico.
¿Qué entendemos por “estilo de vida?
Los datos de la epidemiología muestran una asociación muy fuerte entre determinadas características de la vida contemporánea y la emergencia de enfermedades crónicas no transmisibles. Pero, ¿son estas asociaciones el resultado de una decisión individual de las personas? ¿Son la consecuencia de un fallo moral y de la voluntad que ha adquirido dimensiones planetarias? ¿Somos más glotones perezosos que nuestros antepasados? ¿Es una elección o un “estilo” lo que explica la conducta de miles de millones de personas?
Una primera distinción pertinente podría ser diferenciar  las “condiciones” del “estilo” de vida.
Condiciones de vida
  • Condiciones materiales necesarias para la subsistencia
  • Nutrición
  • Vivienda
  • Saneamiento
  • Ambiente
Estilo de vida
  • Formas social y culturalmente determinadas de vivir
  • Ejercicio y deportes
  • Dieta
  • Hábitos
  • Tabaco
  • Alcohol
La adopción de determinadas formas de existencia no puede confinarse al ámbito de la decisión individual, voluntaria y deliberada de las personas. Son las “condiciones” estructurales las que producen los “estilos” personales. Las primeras escapan a la decisión individual y las segundas son configuradas por el mundo cultural y sus determinantes simbólicos. Reducir la forma de vivir a un problema individual implica desconocer el papel de las estructuras económicas, sociales y culturales donde esas vidas se desarrollan. La supuesta “elección” de ciertas conductas se encuentra constreñida también por el sistema de derechos, de posibilidades de acceso y por la educación necesaria para decidir con conocimiento y libertad.
Corren tiempos insolidarios de soluciones individuales y de descrédito de las empresas colectivas. Esto hace "creíbles", también en la medicina, las propuestas que suponen poder resolver en los individuos los problemas sociales. Estas ideas, pese a su aceptación generalizada, no solo son interesadas sino ignorantes. La humanidad ha evolucionado en comunidad desde tiempos inmemoriales. Desde la encefalización al arte, desde el uso del fuego a las ciencias; sus logros han sido siempre el producto de acciones del grupo y no de iluminados ni meritócratas, ni mucho menos de titáncos esfuerzos de la voluntad de cada uno de sus miembros aislados de sus semejantes. Confinar los hábitos y costumbres al terreno individual culpabiliza a las víctimas y desresponsabilliza a los Estados y a las instituciones. Y en nuestro caso, hace estéril el esfuerzo profesional y nos condena a la inercia clínica.
Los factores de riesgo han sido a lo largo de la historia el producto de las condiciones sociales que los producen en constelaciones clínicas que predisponen a unas enfermedades más que a otras. Son, precisamente, estos procesos que involucran a la sociedad en su conjunto los que exponen a los sujetos a los determinantes de enfermedad. Las elecciones de las personas no son ni tan libres ni tan infinitas como la denominación“estilo de vida” sugiere. Podemos elegir determinadas conductas pero no todas las que creemos.  Las “condiciones” (económicas, educativas, jerárquicas) producen activamente los “estilos”. Las propias percepciones de los sujetes se encuentran condicionadas y restringen el campo de lo posible a lo dado para cada situación particular.
Afirma la antropóloga Patricia Aguirre en su libro: “Una historia social de la comida” “A pesar de todas las evidencias empíricas, se insiste en divorciar el comportamiento individual de su base social, como si cada individuo fuese un Robinson Crusoe en su isla, separado de la dinámica que lo rodea”.
Incluso las preferencias que adquieren la ilusión de ser completamente personales ocultan y reproducen su origen social. Las personas “eligen” como si fuera propio lo que corresponde al grupo de pertenencia, según señala el sociólogo Pierre Bourdieu (1985)refiriéndose a lo que genéricamente denominamos “gusto”. La educación y la socialización en el interior de determinado segmento social condicionan la percepción de las elecciones posibles.
Patricia Aguirre: "Una historia social de la comida"2
  • El "nicho social obesogénico" genera al mismo tiempo la susceptibilidad (metabólica) y la exposición (ambiental) que producen obesidad.
     
  • Un "nicho obesogénico" tiene efectos transgeneracionales al favorecer determinado fenotipo; es lo que algunos denominan "gueto metabólico".
     
  • Los productores industriales de comida deciden por el consumidor que cree que decide por sí mismo lo que está obligado a elegir.
     
  • ¿Cómo manipular elección alimentos? Conductual (publicidad), económica (precio), restricción de variedad (mercado), fisiológica (adictivos).
     
  • La pérdida del poder de decisión (agencia) del consumidor alimentario implica resignar la única capacidad de resistir a sus efectos adversos.
     
  • El consumo en las sociedades de mercado ha reducido al comensal a la categoría de mero comprador de mercancías alimentarias que escapan a su saber y control.
Obesos, de víctimas a culpables
La obesidad y sus enfermedades metabólicas relacionadas son el caso paradigmático de esta situación. El mayor incremento de las tasas de obesidad en los Estados Unidos durante la última década se ha registrado en la población entre 2 y 5 años de edad.4Aunque también hay reportes de su crecimiento en menores de 6 meses.5 ¿Cuál es su responsabilidad? ¿Han tomado estos niños una decisión para adoptar un “estilo” de vida obesogénico?
Hay reportes muy confiables acerca de que la prevalencia del incremento de peso no solo afecta a gran parte de la humanidad sino incluso a los animales domésticos con lo que convivimos.5 ¿Son nuestras mascotas responsables de su obesidad? ¿Han tomado una decisión que los conduce a acumular peso?
La obesidad no es la causa de los trastornos metabólicos sino un marcadorantropométrico de ellos, es decir, su consecuencia. Tampoco el comportamiento individual es su causa sino el correlato conductual de las perturbaciones tóxicas que la alimentación industrial produce en los sistemas que la regulan. Tomar efectos por causas nos pone en el lugar del Hidalgo Caballero que "tomaba los rebaños por ejércitos".
La enorme disparidad de la prevalencia de obesidad y enfermedades metabólicas entre pobres y ricos también respalda la hipótesis ambiental.
  • Los sectores menos favorecidos en sociedades desiguales no pueden acceder a los alimentos frescos, con menos azúcar y más fibra y se ven obligados al consumo de productos comestibles ultraprocesados baratos, densos en calorías y azúcar y con déficit de nutrientes de alto valor biológico.
     
  • La invisible mano del mercado concentra los comercios en zonas de mayor rentabilidad. Muchos autores denominan “desiertos de comida” a los barrios pobres donde el acceso a productos saludables es casi imposible lo que condena a sus habitantes a los productos industrializados.
     
  • El procesamiento de los alimentos frescos en el hogar insume un promedio de 22 horas semanales a una familia. Pero las mujeres, que históricamente han realizado es tarea, hoy trabajan fuera y apenas disponen de 6 o menos horas a la semana para hacerlo.
     
  • Los grupos menos favorecidos en sociedades desiguales no ignoran qué alimentación es saludable, ocurre que si intentaran acceder a ella comerían menos de 15 días al mes.
     
  • En estos grupos muchas veces no se sabe cuándo será posible encontrar la próxima comida. La incertidumbre y el stress los obligan a comer lo que hay y cuando hay, al mismo tiempo que dificulta las elecciones racionales y crea las condiciones metabólicas propicias para la obesidad por razones estrictamente biológicas (stress crónico, activación del eje hipotálamo-hiposo-adrenal) como se conoce desde hace mucho tiempo.
¿Cuál es la “elección” de su estilo de vida que hacen estas personas? ¿Son "culpables" de adoptar una alimentación no saludable pero que constituye una estrategia adapatativa para la supervivencia? Las causas de las causas no son sus decisiones personales sino la brutal desigualdad de una sociedad injusta.
Estos datos confirman lo inadecuado de la hipótesis de la elección personal y respaldan la que identifica a las verdaderas causas de las causas en un medioambiente tóxico y desigual que genera ese fenómeno.
Abandonar la trampa de trivialidad (desde las causas inmediatas a las causas de las causas)
Disponemos de muchos datos pero de pocas teorías inclusivas. Es necesario dejar de adaptar la realidad a las viejas categorías que tenemos para crear nuevas que den cuenta de la compleja y cambiante naturaleza de la patología humana. Se denomina “error categorial” a la inclusión de un problema en una categoría en la que no podrá encontrar su solución. No alcanza con proponer nuevas clasificaciones, antes es necesario crear nuevas categoría (taxones) en las cuales, más tarde, clasificar los hechos. La medicina aborda problemas cotidianos con explicaciones próximas sin tomar en cuenta las causas remotas ni la historia que esos fenómenos tienen en el largo tiempo evolutivo de la especie. Es imperativo abordar las causas de las causas, las causas raíz. La alimentación es hoy la fuente de casi todas las enfermedades crónicas más prevalentes: obesidad, diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia, etc. Pero, ¿cuál es la historia de esos trastornos? ¿Dónde nace nuestra vulnerabilidad? ¿Cuáles son las razones sociales y biológicas que explican su explosión epidemiológica y nuestro fracaso terapéutico? ¿Cómo comprenderlos evitando la simplificación de culpabilizar a la víctima?
El modelo de causalidad: agente (activo) sujeto (pasivo) es otro obstáculo epistemológico, no existe sujeto pasivo en biología, no hay efecto sin "propensión" (sensibilidad diferencial) y, pese a que nos resulta insoportable, en los seres vivos hay fenómenos determinados pero NO causales; la causalidad es solo una de las múltiples formas de la determinación.
Hacer visibles las causas sistémicas de la enfermedad crónica ambiental es fundamental ya que están invisibilizadas por una epistemología ciega a sus propios límites. La conducta humana tiene determinantes poderosos y mecanismos biológicos que es necesario desentrañar para: describirlos, explicarlos y comprenderlos, que son tres instancias diferentes del conocimiento. De lo contrario será imposible modificarlos jamás.
Por primera vez en la historia de la especie las corporaciones saben más que los médicos acerca de estos fenómenos. La manipulación de la conducta ingestiva no procede al azar, es producto del conocimiento íntimo de sus mecanismos y circuitos involucrados. Es absurdo intentar en la consulta médica modificar -apelando a la voluntad y a la culpabilización- una serie de hábitos que han sido configurados con una precisión biológica científica de la que los médicos carecemos. 
Afirma el doctor Robert Lustig: "La comida está más allá de nuestras necesidades; se ha convertido en comodity, ha sido reformulada para convertirla en sustancia adictiva". (Fat Chance)
No son ni el colapso de la voluntad ni la muerte del libre albedrío. Es la brutal manipulación de la fisiología puesta al servicio de los intereses sin considerar el precio que se pague en términos de salud, bienestar o supervivencia
El funcionamiento de los circuitos cerebrales de motivación / saliencia /recompensa son el modo en que la cultura crea conductas. El placer y la aversión han sido imprescindibles para la supervivencia de la especie. Hasta que la  industria alimentaria puso ese mecanismo a su servicio. No son ni el colapso de la voluntad ni la muerte del libre albedrío. Es la brutal manipulación de la fisiología puesta al servicio de los intereses sin considerar el precio que se pagua en términos de salud, bienestar y muerte. El “libre albedrío" se define como: el poder de tomar decisiones libres que no estén restringidas por circunstancias externas o por necesidad. Es evidente que no es eso lo que les ocurre a nuestros pacientes en el mundo real.
Hay una ingenuidad estructural en el abordaje de los problemas desadaptativos del presente. Una idea reduccionista que se limita a describir sin explicar, a exigir sin comprender y a corregir variables sin tomar en cuenta los motivos de sus desvíos. La epidemiología de nuestros días no solo reclama la apertura hacia nuevos conocimientos y diversas disciplinas, exige algo mucho más drástico en nuestro modo de pensar: una verdadera reformulación epistemológica del objeto de estudio. La biología de sistemas, la medicina sistémica emergentista, la teoría de la evolución, los mecanismos regulatorios homeostáticos y alostáticos y otros abordajes ausentes del conocimiento médico estándar apuntan en esa dirección. Lo que sabemos, es insuficiente; nuestras herramientas cognitivas no lograrán comprender –y mucho menos modificar- la realidad que abordamos. Algo muy profundo debe cambiar con urgencia, y de una manera radical.

Daniel Flichtentrei

                    Fuente: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=91572                                                                                                                                                                                                      


miércoles, 6 de septiembre de 2017

OTRO PAÍS FUE POSIBLE

Resultado de imagen para manuel nicolas savio


"Entendemos que la industrialización del país es imprescindible e impostergable como factor de equilibrio económico social (…) Entendemos también que la industria comúnmente llamada 'pesada' es primordial para desarrollar la de carácter manufacturero (…) y que, por lo tanto, si el país renuncia a contar con ella perderá la oportunidad de ocupar en el concierto universal el nivel que le corresponde por su potencial moral y material, pues dependerá en forma excesiva de la buena voluntad extraña a sus propios y vitales intereses."
 Manuel Savio
Más allá del revoleo de expedientes judiciales y de precisamente, la creciente judicialización de la política, las diferencias entre los anteriores gobernantes y los actuales están claras a la hora de pensar el rol que debe cumplir el Estado y de establecer de qué manera éste debe actuar para tender hacia la distribución de la riqueza. Pero pocos matices se advierten a la hora de discutir de qué manera se construye esa riqueza, es decir, el PBI.
Para que se comprenda que puede haber alternativas, nos permitimos traer a colación sentencias y actuaciones del general Manuel Savio, cuyo fallecimiento se produjo en 1948. “Necesitamos barcos, ferrocarriles, puertos y máquinas de trabajo, y no nos podemos detener a la espera de milagros... Ello es ya un imperativo en nuestro progreso, porque es un mandato de la argentinidad, porque lo requiere nuestra soberanía dentro de un programa que no persigue ninguna autarquía deformada por exacerbado nacionalismo, sino porque aspira a contar con un mínimo de independencia”, pensaba, por ejemplo.
Que diría hoy si entrara a cualquier ferreterías, para constatar que hasta los destornilladores son hechos en China o inclusive Indonesia. Sepan las nuevas generaciones que no siempre fue así, que cuando mejor se vivió en la Argentina, funcionaba aquí una industria poderosa donde se desempeñaban millones de obreros. Por entonces, el Estado no aspiraba a que los grandes sojeros exportaran y exportaran para que entraran divisas... Ocupaba un lugar importante en la economía, a tal punto que el propio Savio concibió un Plan Siderúrgico Nacional.
Manuel Savio fue un hombre de acción, que consagró su actividad a transformar la economía agro-pastoril exportadora para instalar otro modelo que tuviera la industria nacional como motor de crecimiento. Decía que “la industria del acero es la primera de las industrias y constituye el puntal de nuestra industrialización. Sin ella seremos vasallos”. Tenía razón. Por eso, la administración que en los 90 destruyó todo lo que pudo, desactivó con particular celo el complejo que conformaban SOMISA (Sociedad Mixta Siderurgia Argentina), HIPASAM (Hierros Patagónicos, es decir, Sierra Grande) y Altos Hornos Zapla. No por nada, en la abrumadora mayoría de los hogares argentinos hoy los cubiertos son de origen brasileño.
Savio impulsó la exploración minera pero la que piensa en términos nacionales, no como la actual. “Es un error el haber estructurado a priori nuestra economía, posponiendo arbitrariamente a los metales con respecto a los cereales”, decía. Imagínese el tenor de las repercusiones que tenían estas declaraciones y es más, sus acciones, entre los voceros de la rancia oligarquía. Por esos días, cierto matutino que todavía está “firme junto al campo”, editorializaba que “no tenemos hierro ni carbón de piedra, elementos indispensables de la gran industria”, entonces, “no nos debemos quejar de la heredad que nos ha tocado en suerte y no hemos de ser mineros mientras nos convenga y nos guste ser labradores y criadores de ganado”.
Con su práctica, el general Savio desmintió a los bucólicos “labradores” y “criadores de ganado”. En octubre de 1945, se produjo la primera colada de hierro fundido, hecha en base a materias primas nacionales. Poco después, entregó su Plan Siderúrgico Nacional (Ley 12.987 o Ley Savio), que se sancionó en 1947, ya durante la primera presidencia de Perón. Ahí se originó SOMISA, cuyos altos hornos se emplazaron en terrenos que eligió el impulsor en los márgenes del arroyo Ramallo. Como presidente de su directorio, renunció a sus honorarios.
A Savio se lo recuerda poco y nada, porque su función fue ponerle fin al saqueo que se perpetúa. En un discurso que pronunció en el salón de la Unión Industrial Argentina (UIA) en junio de 1942, pareció describir la actualidad. “Puede decirse que hasta ahora hemos desechado sistemáticamente todos nuestros yacimientos de minerales. De tal manera, hemos visto tomar rumbo al extranjero a grandes cantidades de minerales en el mismo grado de concentración compatible con las tarifas de transporte. Hemos anotado en nuestras estadísticas un valor que acrecentaba los ingresos ponderados en oro, pero sin dejar el efecto saludable que hubiese podido proporcionar el trabajo de su industrialización. Como saldo del balance, sólo debemos consignar un egreso de riqueza, una disminución del potencial... Muy poco pues, es lo que ha quedado como beneficio fuera de miserables jornales de extracción”. Cualquier similitud con la Argentina contemporánea no es mera coincidencia. El ejemplo del militar demuestra, con las pertinentes adecuaciones a la época que nos toca vivir, que otro país es posible. Triste será el destino de los argentinos, si nos contentamos una vez más con proveer de materias primas a los poderosos del mundo.

sábado, 19 de agosto de 2017

SIONISMO EXPLÍCITO

Se me dio por dar una vuelta por youtube, y resulta que encuentro material con
una visión que enfoca el genocidio actual en Palestina desde el mas simple ¿por que?
Seguí rascando y encontré mucho material que lo explica e hice una selección de los que me parecieron mas concisos y certeros del desarrollo de los hechos, algunos medio conspiranoides
pero con respaldo histórico.
Teniendo en cuenta de los atentados de falsa bandera comprobados, las guerras contra países impulsados por terceros (La Triple Alianza contra Paraguay, pj.),nisman, Rio Tercero, el 
asesinato del hijo del presidente, Ramallo, y lindezas como las torres gemelas, París, la
Perestroika, etc, no me parece descabellado los contenidos de los videos.
Si los quieren ver, pueden hacerlo en el órden que se les cante, pero sugiero que 
comiencen con el de arriba, y después ir bajando.
Buen provecho.






domingo, 9 de julio de 2017

El gato...
...pardo es la novela de Tomasi di Lampedusa que acuñó la frase: "Cambiar todo para que nada cambie". Es la historia del príncipe Don Fabrizio cuando comienza la unificación de Italia y la aristocracia debe retroceder o desaparecer. Es Tancredi, el sobrino de don Fabrizio y combatiente en las filas de Garibaldi, el que sugiere "cambiar para que nada cambie"; entiende que la nueva distribución de fuerzas se apoyará en una burguesía naciente, donde un aristócrata es decorativo, si es que no le cortan la cabeza. 
En la historia cercana sería como mafias o carteles que devienen en multinacionales. Hay una escena de antología en Fargo. Un mafioso "pacifica" una zona matando a medio mundo. Como premio le dan una oficina minúscula, un teléfono y una silla. Y le aconsejan aprender a jugar al golf. El poder ya no se dirime a los tiros. "Cambiar para que nada cambie".
l fin Tancredi se casa con la hija de Don Calógero, el burgués. La influencia de la familia de Don Fabrizio se desliza hacia nuevos cánones sociales. Cambiar o desaparecer.
En la patria gaucha ese gatopardismo se ha practicado tanto, tantas veces, y tan bien, que apenas nos dimos cuenta. De eso se trata. De no haber sido así, seguiríamos gobernados por las familias patricias del siglo XIX, y eso no sucede. ¿O sucede y no lo vemos por efectos del gatopardismo?
Los Alzaga, Anchorena, Ortiz Basualdo, Alvear, entre otros, se repartieron la Patagonia luego de la masacre conocida poéticamente como la "campaña del desierto". Y los Martínez de Hoz están en la cúspide de la Sociedad Rural desde mediados del siglo XIX. ¿Alguno ha visto últimamente a un integrante de estas familias haciendo política en primer plano, ocupando lugares de gobierno, poniendo la caripela? Poco y nada. ¿Por qué? Porque han ejercido el gatopardismo y mantenido el poder, haciendo jugar a los burgueses de turno. Mutaron en los jóvenes de jeans que nos gobiernan. Gatopardismo de entrecasa, que funciona tan bien como en la novela.
El gift de esto ya no es el hombre que se va poniendo de pie y pasa de neandertal a homo sapiens, sino el que va del hombre de chaleco, bigotón, galera  y cigarro, el que pronunciaría "mushasha", al de los tipos que hoy nos gobiernan: parecidos a nosotros, pero depredadores de nosotros.
Para "cambiar sin que nada cambie" hay que tener herramientas: dinero, medios de comunicación. O apelar a alianzas matrimoniales, como Tancredi, o Lopérdido, Mitre, por ejemplo. Y para que el cambio sea creíble, debe ser más que un cambio de nombres. Debe ser de timón y de vestuario. Debe incluir una estética, una lengua, un discurso corporal.
Los herederos, los Tancredi argentos, deben adoptar una actitud decontracté que se distancie de la pose envarada que uno podría imaginar en el príncipe Fabricio, en Alvear o Anchorena. Así es como si se tratara de una acto de magia, la rancia aristocracia del barrio desapareció y en su lugar quedaron los Mauri, Marquitos o Estebancito, algo diferente pero igual de dañino.
El gatopardismo plantea nuevas reglas, entre ellas la de ser menos ostentoso que los príncipes, al menos en público. Menos oro, menos brillo, menos protocolo. Como dije, los nuevos "dueños" se visten casi como uno, hablan casi como uno. Saben (porque se lo enseñan) que nadie votaría al argentino que se llevaba la vaca en el barco cuando iba a París, pero que ese votante no tiene ningún reparo en votar a un tipo que se hizo rico gracias a su pobreza. No es casual que las revoluciones mandaban al exilio a las clases dominantes, cuando no los pasaban por la guadaña. En parte era para evitar todo gatopardismo.
Pero no todo es tan sencillo en la vida de los ricos. También tienen sus momentos difíciles. Uno de ellos es que cuando se hace gatopardismo deben dejar de juntarse con los amigos del pasado. El príncipe Fabrizio es una antigüedad, y debe quedar en el pasado. En la patria gaucha no son príncipes sino militares, genocidas, ex ministros, ex presidentes. Podrán olvidarlos, o adorarlos en privado. Hasta ahí. Pero sacarse una foto con el Turco que los Reparió, con Cavallo, con Videlas, no.
Pero, a gatopardo, gatopardo y medio, porque el gatopardismo es cíclico (qué dura la vida de los garcas). Se ejerce, se disfruta, hasta que se debe ejercer de nuevo. Tancredi no lo sabe, pero él también será sacrificado cuando llegue el momento. Será sacrificado como lo fue su tío, el príncipe. La frase podría ser ahora: "Hay que sacrificar a uno para que sobreviva el resto". Siempre habrá alguien a quién sacrificar (El Turco que lo Reparió, el Gran Dormilón) que no lo sabrá hasta que se vea enterrado en un geriátrico.
El gatopardismo no es mirarse el ombligo, ojo. También es pensar en el otro. Es darle al otro, al que lo votará, la oportunidad de creer el cambio como esencial y no cosmético. Esto es muy importante: el otro, el votante, el pueblo, la víctima, debe creer que lo que cambió es el mundo y no sus pilotos. Para esa persona o pueblo es que se hace el cambio. Son los espectadores del cambio, y lo seguirán siendo. Todo este circo es para ellos, para que cuando busquen cambios no se vayan defraudados. El fraude llegará, y lo sabrán... justo cuando se haga de nuevo el pase de magia: gatopardo por gatopardo.
Una de las últimas travestidas gatopardistas ocurrió durante el gobierno de Bignone, con Cavallo de ministro, cuando empresarios argentinos de pura cepa, es decir, más dudosos que los mafiosos que se emocionan escuchando a Caruso, se disfrazaron de víctimas y le hicieron creer a la sociedad que lo que debían ellos lo debíamos todos, y entonces esa deuda privada pasó a ser pública. Ese momento es el nacimiento de la grieta moderna. Aunque la grieta es antigua, esta es una capa nueva, la que nos trae a este presente, donde los ricos, ricos porque los pobres le pagaron las deudas, se burlan de los pobres. Tal vez el gobierno del Turco que lo Reparió pueda verse como otra etapa del gatopardismo.
Pero lo que es seguro es que la última jugarreta gatopardista es la que nos pone en este presente. Familias, personas, clases e instituciones que arrasaron el país apenas dos décadas atrás, lo están haciendo de nuevo. ¿De qué se disfrazaron para que la gente no se diera cuenta de que eran ellos?

viernes, 23 de junio de 2017

HIJO DE UNA GRAN PUERTA

Un amigo, excompañero de laburo, periodista, escribe en su blog entradas como esta:
Infobae califica de "duro revés en la Organización de Estados Americanos (O. E. A.) por el Gobierno argentino al no lograr la incorporación a la Comisión Internacional de Derechos Humanos a Carlos de Casas, con lo cual queda demostrado que una cosa es el mundo de los negocios (en el que Macri, cuando se trata de lograr beneficios para sus amigos -miembros de la clase alta- grandes empresarios, -argentinos o no- se mueve mas o menos bien, aunque estos beneficios no lleguen al resto de la sociedad) y otra cosa es el mundo, ante el cual viene enhebrando papelón tras papelón.
Por suerte la O. E. A. Impidió lo que debió haberse impedido en la Argentina.
Este de Casas fue fuertemente cuestionado por Amnistía Internacional y por Human Rigths Watch, prestigiosos organismos internacionales de derechos humanos, que lo calificaron como "incompetente" por la defensa que ejerció de un militar retirado (oficial Enrique Blas Gómez Saa) acusado de delitos de lesa humanidad, y por la falta de conocimientos para ocupar el cargo al que lo propuso Macri, sin consultar a la sociedad civil.
igualmente, el CELS, la Comisión Provincial por la Memoria, Abuelas de Plaza de Mayo, las dos CTA y Memoria Activa, entre otras organizaciones, impugnaron y repudiaron la postulación de de Casas.
Este abogado, lejos de estar ligado a la defensa de los derechos humanos (mas bien podriamos situarlo en las antípodas, dado que fue defensor de un genocida) tiene un perfil y un desarrollo profesional que nada tiene que ver con el tema. Está vinculado al derecho empresarial, penal económico, y tributario.


A alguien que desde el ámbito privado de su profesión, defiende a un genocida, uno podría calificarlo como un mal tipo


PERO A ALGUIEN QUE DESDE LO MÁS ALTO DEL ÁMBITO PÚBLICO, COMO LO ES LA PRESIDENCIA DE LA NACIÓN, CANDIDATEA A ESE MAL TIPO PARA REPRESENTAR A LA ARGENTINA ANTE EL MÚNDO EN LA TEMÁTICA DE LOS DERECHOS HUMANOS, CÓMO SE LO PUEDE CALIFICAR?
PODRÍAMOS DECIR QUE ES UN HIJO DE UNA GRAN PUERTA?...
CREO QUE SI. UNA GRAN PUERTA POR LA QUE ALGUIEN QUE SALIÓ NO PUEDE VOLVER A ENTRAR. Y YA QUE ESTAMOS PODRÍAMOS HACER UNA BONITA ANALOGÍA. QUE ESA PUEETA SEA LA FRONTERA Y QUE ESE HIJO DE UNA GRAN PUERTA SALGA,... Y NO VUELVA A ENTRAR.

Acá el melenudo autor.

viernes, 7 de abril de 2017

SE LE VAN LOS PIBES...

Juan Cruz Recalde Iturraspe, quien se desempeñó hasta este viernes como presidente de la Juventud PRO de Santa Fe, anunció públicamente su alejamiento de Cambiemos, con fuertes cuestionamientos hacia el presidente Mauricio Macri y a la Alianza que lo llevó a la presidencia.
“Mauricio Macri me decepcionaste” se titula la carta que dirigió al mandatario y publicó en su cuenta de Facebook. A continuación, el texto completo de la misiva:
“Después de 7 años militándote, hasta acá llegué, sinceramente les deseo lo mejor a todos mis amigos que siguen bancando o trabajando para este gobierno, confío en que sus intenciones son puras como siempre me lo demostraron”.
“Me siento desilusionado, muchas de las cosas prometidas quedan a la luz de los ojos que fueron mentiras y más mentiras, y verdaderamente me enfurece que retornemos a la confrontación "que no haya colectivos ni choripanes" fue la gota que rebalsó mi vaso, más allá de las TANTAS cosas que veo y que entiendo, no puedo defender más a este gobierno, ni a sus políticas, ni a muchos de sus integrantes que en muchos casos fueron Kirchneristas militantes de Scioli y con los cuales tampoco quiero compartir un mismo espacio”.
“No estoy ni de un lado ni del otro y les aconsejo a todos que hagan lo mismo. En un año y medio de Gobierno Macri demostró que no está a la altura de las circunstancias. Me gustaría que todos luchemos por sacar este país adelante y dejemos de justificar todos los errores con tal de que no vuelvan los anteriores, repetimos la historia una y otra vez”, sugiere el joven.
Luego se dirige al presidente Macri en forma directa y le dice: “Mauricio pudimos aceptar que nunca nos escuchaste, que nos negaste y que nos entregaste al jugador más fuerte de la ciudad, pero lo que nunca vamos a aceptar es tener que salir a poner la cara por vos mientras la gente está sufriendo, la pobreza crece y tomamos la deuda más grande de la historia, las inversiones que llegaron son todas inversiones financieras sin control y la industria nacional se va a pique, volvemos a ser una economía primaria en el siglo XXI”.
En un párrafo aparte, se refiere al paro nacional del 6 de abril: “Felicito a todos los que no se adhirieron al paro, pero les pido que reflexionen y vean que mucha gente no puede hacer paro porque simplemente no tiene trabajo. Temo por el futuro de nuestro país gobernado por un Presidente que no sabe cuánto es la jubilación mínima en un programa cuasi oficialista, ni hablar de los casos Niembro, Avianca, Correo Argentino y Panamá Papers”.
En el tramo final reproduce una cita textual con la expectativa de que contribuyan a la comprensión de su mensaje: “Les dejo unas palabras del admirable Dr Fayt para que algunos que no puedan comprender mi mensaje me entiendan: «El destino rara vez es injusto con los que luchan, los que no se dan por vencidos, los que perseveran, los que dueños de sí mismos, son fieles a sus ideales, con los que tienen clara conciencia de la dignidad de su profesión, se sienten contemporáneos de su futuro y tienen, como profunda pulsión de la sangre, la incondicionada indignación por la injusticia, la corrupción, la mentira y la inequidad». Salud, viva Argentina!”, concluye la carta.
Fuente: https://www.rosario3.com/noticias/El-lider-de-la-Juventud-PRO-de-Santa-Fe-renuncio-a-Cambiemos--20170407-0063.htm

domingo, 26 de febrero de 2017

GRÁFICO DEL FUNCIONAMIENTO DEL GOBIERNO PRO (EJERCICIO INTELECTUAL)




Remplace la palabra mosca por legislador, ejecutivo o funcionario del pro, y observará como un cerebro de mosca logra leyes sin justicia, latrocinio sin condena y entrega de la soberanía como acto patriótico.



En este curioso laberinto de Möbius hay que encontrar el camino que deben recorrer las cuatro moscas sin cruzarse, recorriendo el laberinto hasta volver a la posición original. Es importante fijarse en qué lado del laberinto está cada una de ellas.

Importado de acá:http://www.microsiervos.com/archivo/juegos-y-diversion/laberinto-mobius.html