jueves, 10 de mayo de 2012

BERLIN,MARZO DE 2012,EL DR RATH EXPONE SOBRE LAS POLITICAS DE LAS MULTINACIONALES



A continuación,una pequeña muestra de la constante práctica de los laboratorios con la colaboración de médicos dogmáticos,forros que olvidaron la escencia de su profesión:observar e investigar para curar.

El decubrimiento del fraude sobre el colesterol

Por Aleksandra Niedzwiecki
Una vez más, se ha puesto en peligro la salud y la vida de cientos de millones de personas en todo el mundo (100 millones en EE.UU.) para aumentar los beneficios de las empresas farmacéuticas.
Según la información publicada recientemente sobre el estudio realizado con Vytorin, un medicamento frecuentemente recetado para reducir el colesterol, este fármaco es incapaz de reducir la formación de placas en las arterias, más bien produce lo contrario: el uso de Vytorin duplicó la formación de placa y aumentó el número de ataques cardiacos y apoplejías. El estudio realizado con 720 pacientes (la mayoría procedente de los Países Bajos) con altos niveles de colesterol en la sangre, analizó los efectos de Vytorin (un «multifármaco» que combina Zocor, una estatina que inhibe la producción de colesterol en el hígado, y Zetia, un fármaco que inhibe la absorción del colesterol en el intestino). Aunque Vytorin redujo los niveles de colesterol en la sangre un 20% más que Zocor solo, no mostró ningún efecto beneficioso en la reducción de las cardiopatías, al contrario las empeoró. Aunque a algunas personas les pueda sorprender el resultado, en el Instituto de Investigación del Dr. Rath no nos sorprendió.
Hace más de diez años el Dr. Rath demostró científicamente que la reducción indistinta del colesterol no evita los ataques cardiacos ni las apoplejías. Esto se debe a que el colesterol alto es un síntoma, pero no la causa de las cardiopatías. La producción de colesterol aumenta en respuesta a un debilitamiento de la estructura de las arterias del corazón y la necesidad de su «reparación» biológica. La causa más frecuente de dicho debilitamiento es una deficiente producción de colágeno, el material que forma las paredes de los vasos sanguíneos, a causa de una ingesta insuficiente de micronutrientes en nuestra alimentación, como la vitamina C, lisina, vitamina B6, cobre, etc. Si no se alimenta óptimamente con estos nutrientes, el colesterol empieza a depositarse en la arterías, lo que a largo tiempo provoca «tapones» en los vasos sanguíneos, ataques cardiacos y apoplejías. La teoría basada en el colesterol como causante de las cardiopatías no explica por qué sufrimos ataques cardiacos, pero no en otros órganos, por qué las arterias se bloquean, pero no las venas, ni muchos otros aspectos de las cardiopatías. Esta teoría solo sirve como herramienta de marketing para vender fármacos que reducen el colesterol.
Puesto que el colesterol no puede ser la causa primaria de las cardiopatías, reducirlo sin mejorar la producción de colágeno ni restablecer la salud de las paredes arteriales no podrá evitar las cardiopatías. ¡Pero los nutrientes sí lo pueden! Nuestro estudio con el Programa de Salud Celular del Dr Rath basado en la sinergia de nutrientes ha demostrado que después de aplicarlo un año, se puede detener el crecimiento de las placas calcificadas en las arterias del corazón. Además, hemos documentado que los nutrientes pueden desencadenar una inversión natural de los depósitos cardiovasculares recientes. (J Appl Nutr, 1996). También hemos documentado que la sinergia entre nutrientes que ayudan al funcionamiento de los vasos sanguíneos puede reducir eficazmente los niveles de colesterol en la sangre. Esto no solo incluye el colesterol LDL, sino también su tipo más aterogénico, el Lp-a. ¿Por qué? Porque tratamos la cause, no un síntoma de la cardiopatía.
Es posible que se pregunte cuál fue la razón para realizar el estudio sobre Vytorin y por qué sus fabricantes, Merck y Shering-Plough, retrasaron dos años la publicación de los resultados. Por supuesto, la respuesta es: dinero. Uno de los componentes de Vytorin, una estatina comercializada con el nombre de Zocor, estaba a punto de perder su patente en junio de 2006. Por eso, los fabricantes confiaban en que un estudio que mostrara resultados positivos con una combinación de Zocor y Zetia (es decir, Vytorin) pudiera servir para prorrogar la patente de Zocor. Desgraciadamente para la industria farmacéutica, los resultado del estudio realizado en el 2006 fueron decepcionantes, y Merck y Shering-Plough se sirvieron de distintas excusas durante dos años para no revelar los datos al público. No obstante, durante ese tiempo se siguió anunciando y, por supuesto, vendiendo, Vytorin. En esos dos años Vytorin reportó a Merck y Shering-Plough unos ingresos de más de tres mil millones de euros. Y aun más, Merck encontró una forma de seguir rentabilizando Zocor, ya que no podía renovar la patente: dar la fórmula de Zocor a una empresa asentada en la India, Dr Reddy's Laboratories Ltd, y concederle la licencia para hacer un «genérico autorizado» a cambio de un porcentaje de los ingresos. En otras palabras, otro engaño de marketing.
Si se toman en serio estos hechos, puede que se pregunten: ¿Por qué se llevan a cabo todos estos trucos de marketing a costa de nuestra salud? y ¿Quien tiene en cuenta los derechos de los pacientes?
Este intencional fraude y los riesgos para la salud a los que se exponen cientos de millones de pacientes se hace en el nombre de los beneficios. El caso de Vytorin no es una excepción, ¡es la norma! Por eso el Dr. Rath y todos nosotros hemos estado luchando durante muchos años para poner fin a este negocio con la enfermedad y detener la especulación que se hace con nuestra salud y nuestra vida. ¿Cuántas personas más tienen que enfermar o morir para que se ponga fin a este negocio sin escrúpulos? No podemos esperar que alguien lo haga por nosotros, ¡tenemos que hacerlo nosotros mismos!
Fuente:

23 comentarios:

Gon dijo...

¡Que hijos de puta! Gracias por el dato.

Dormidano dijo...

A uno estas cosas lo dejan helado. Tendré que revisar mis conceptos, escasos, sobre salud. Mi viejo toma medicamentos para el colesterol. Comprenderá mi preocupación.

Javier dijo...

Terrible y solo nos enteramos de una de estas cosas cada cientos o miles , yo creo que mientras np cambiemos la logica del propio sistema economico este tipo de fraudes tienen estimulos crecientes para ocurruir en todas las "investigaciones cientiofo-comerciales " . Si hasta las universidades se corrompen y reciben los fondos de las mineras para que avalen sus practicas de saqueo del recurso y maximizacion de la ganancia del capital en el menor plazo dejando el desierto a los herederos del territorio explotado

Un abrazo

Moscón dijo...

Gon:
No creo que los hijos de esas mujeres tengan la maldad de los cosos estos.

Moscón dijo...

Dormidano:
Comprendo.Indigna que vampiricen una dolencia,indignan los cómplices por acción, omisión,o estupidez militante.
como diría el Nano,juegan con cosas que no tienen remedio(¿que paradoja,no?).

Moscón dijo...

Javier:
Hacen trampa.Claro,el sistema es permeable al engaño a gran escala cuando detrás hay mucha guita para armar el teatro para hacer mas guita.
Rath deja en claro que es mucho mas rentable el engaño que la guerra,si el objetivo es el mismo,o sea,chuparle la sangre al resto de la humanidad y dejar la Tierra arrasada.
Y todavía hay muchos que se tragan el discurso de usar el Mundo.

Un Abrazo

Daniel dijo...

Donald Rumsfeld la tiene bien clara esta.
Todo el sistema la tiene re clara.
Total, las víctimas son siempre los pobres.

Moscón dijo...

Daniel:
Otro que bien baila.
Pero de a poco se les viene la noche.
Mirá acá:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=604

Sujeto dijo...

El doctor se llama RATA ?
Abrazo

Moscón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moscón dijo...

Che Sujeto:
RATH,se llama.¿No sabés alemán,un idioma tan simple?
Sinó sería Raten.
Mirate el video que no tiene desperdicio.

Un Abrazo

Hilda Mendoza dijo...

La verdad que eso de la medicación me tiene preocupada. Mi mamá toma Zocor... Hace un par de años tuve el colesterol un poco alto, un profesional amigo me dijo que jamás tomara medicamentos por este tema, me había dicho que producían, entre otras cosas, reducción de la masa muscular... Él era partidario de la ingesta de aceite de chia y lecitina de soja. Tomé ese hábito (aunque dudo de todo) ya que no me gusta ningún tipo de medicación...
Gracias por no dejarme dormir tranquila!!!
Un abrazo

Moscón dijo...

Hilda:
Comemos mal,comemos mucho pero con déficit de nutrientes.Somos lo que comemos.
Comer mal a la larga nos caga la vida y ahí es en donde aprovechan y te venden las pociones salvadoras,salvadores del volumen de ganancias de los laboratorios.
Acá un autor muy famoso que me recomendó Nilda que ya trataba el tema hace mas de cuarenta años:

http://www.ivanillich.org.mx/Linemes.htm

Y si no pòdés dormir tomate un lexotanil,ya que estamos...

Un Abrazo

Hilda Mendoza dijo...

Gracias por "la receta" pero yo veo una cama y ya estoy durmiendo!!!! Si estoy entada, apoyo la nuca y... listo!!!!!
En casos graves que me quedé sin sueño, tomé leche tibia con miel y canela (la receta de la abuela) y me dio resultado...
Un abrazo, que descanses!!!

Daniel dijo...

Estás mejor amigo? Pasó algo de bueno? Veo que podés escribir.

Moscón dijo...

Como andás Dani?
Escribo con un poco de dolor,no tanto como al principio.Me hago unos masajes en los tendones con la punta de los dedos,recomendado por un fisioterapeuta gallego que lo muestra en youtube;duele el masaje,pero da resultado.
Laburar todavía no puedo,entonces le paso mis laburos a otros colegas,pero no llego ni al 90 % de lo que regularmente facturo,así que,para decirlo delicadamente,me recago de hambre.
Calculo que en un tiempo mas ya podré trabajar normalmente.
Gracias por preguntar Dani.

Un Abrazo

Daniel dijo...

Abrazo Ale. Y que puedas superarlo lo antes posible.

Luis Quijote dijo...

Le deseo una pronta y total recuperación, amigo.
Ya hablé con "el flaco de arriba" (con quien tengo muuuy "buena onda") y se lo encargué.
Un abrazo.

Luis Quijote dijo...

"El tiempo pasa,
nos vamos volviendo viejos..."

¡Pero más sabios, carajo!

Moscón dijo...

¡Que grande Luis!Ojo a ver si te denuncian por tráfico de influencias,jaja.

Un Abrazo

Udi dijo...

Maestro: si algo faltaba para convencerme de dejar de tomar esos medicamentos, era leer esto !
Contrariando los consejos de mi abuelo, que iba al médico "Porque el doctor tiene que vivir", y después compraba el remedio recetado: "Porque el farmacéutico tiene que vivir", terminaba tirándolos a la basura: "Porque yo también tengo que vivir".
Resultó que cuando logré bajar el temor de colesterol, aparecieron - amenazantes - los triglicéridos.
Recordé a Cortázar, y me dije que no caería en la trampa: glúcidos y lípidos puede ser, pero...¡Triglicéridos! es mucho.
Asi que a partir de hoy largo las pastillitas y las reemplazo por un JW, etiqueta roja.
Saludos canayas !

Moscón dijo...

Sabio el abuelo,su dieta no incluía vidrios.
Mirá Wiston Churchil,se clavaba un litro de wisky a diario,echaba mas humo que Larata,morfaba como chancho y no paró hasta los noventa años.

Abrazo Centralista!

roberto dijo...

Hola Moscón, como siempre los laboratorios quieren vender la panacea de la vida eterna a costa de nosotros los mortales, que creemos que por comer mentitas somos como un volcan si la mezclamos con coca cola.
Si cuando lees un prospecto de un medicamento, no sabés si tomarlo o pegarte un tiro con tantas contraindicaciones. Claro ellos lo aclaran por la gran cantidad de juicios que se comen, igual siguen ganando guita a carradas.

Un abrazo