lunes, 26 de diciembre de 2011

PORQUÉ ECHÓ AL ASISTENTE


PEQUEÑAS DELICIAS DE LAS TURRADAS CONYUGALES.


14 comentarios:

Gonzalo dijo...

xD

Moscón dijo...

Gonzalo:
La realidad supera la fantasía,je.

edgardo dijo...

muy bueno!, la matò la lògica que se le va a hacer.

Moscón dijo...

Edgardo:
Que momento¿eh?,la naifa se creyó olvidada por la flia e hizo la gran rolinga:
¡Satisfacción!

Javier dijo...

Jajajajaja por calentona

Abrazo

Moscón dijo...

Javier:
Las cosas pasan cuando suceden,Ja!

Ricardo dijo...

En realidad, tiene que echar a todos, marido incluído. Jate de joder: ¡eso fue una trampa y no una fiesta sorpresa!

Moscón dijo...

Ricardo:
¡Vamos a lapidarla,pisó el palito!

roberto dijo...

Aun no comentó ninguna fémina, veremos que opinan...¿opinaran?.
O saldrán amorder la yugular con sus argumentos feministas.

Moscón dijo...

Roberto:
No es una crítica a la conducta femenina,también le hubiera pasado a un varón si invertimos los roles.
Esperemos a ver que pasa.

Hilda dijo...

Muy bueno.
Ayer quise ver el video y no entraba... Lo digo para evitar suspicacias de los "machos"..
¿Qué quieren que les diga por ser la primer mujer que comenta?
Que estuvo bien echado.
¿Por qué? Porque un asistente debe merecer plena confianza y no se puede confiar en alguien que se alía con personas ajenas y, además, no respeta la cadena de mando.

Moscón dijo...

Hilda:
El chabón le hizo el rulo en complicidad con la flia para festejarle el cumpleaños haciéndole creer que nadie se había acordado de ella.La naifa derrapó y se fué al carajo.
A mi no se me ocurriría que un chabón se insinúe a mi mujer a mi pedido,para hacerle una fiesta sorpresa.

Hilda dijo...

Por un lado el marido, calculo que confió en el flaco ya que "su paquete" tenía seguro...
El asistente le erró fiero... "su compromiso", llamalo de lealtad si querés, era con la mujer que era su compañera de labor... Tendría que haber hecho algún comentario...
Ella sí, una zafada de m. Se sabe que la ley primera es "donde se come no se c."

Luis Quijote dijo...

Para mí no es ninguna zafada.
Y con las personas con que se puede coMer, suele ser posible cambiarle una letra.
El marido un nabonga, y el asistente...
¡¡El asistente estuvo MUY BIÉN echado!!
¡Por imbécil! Jaja.