martes, 11 de octubre de 2011

MIRÁ BIEN...

– Los hombres medianamente observadores vieron un hermoso culo cruzando la calle.
– Los hombres muy observadores repararon en la tanga.
– Los pervertidos se imaginaron ver la mujer desnuda.
– Un tercio de las mujeres opinó que es una ordinaria que no debería vestirse de esa manera.
– Otro tercio de las mujeres se preguntó dónde habrá comprado la camisa.
– El último tercio de las mujeres pensó en lo fiero que va a tener el culo cuando llegue a los 60.
– Los niños, los monjes del Tibet y los putos vieron que un perro estaba manejando el taxi...

33 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

Bueeeeno!!!!!

Daniel dijo...

Los niños de que edad? Y lo de los monjes tibetanos, no se eh.

Moscón dijo...

Jorge:
Ese culo es un altar a la cagada.

Moscón dijo...

Daniel:
De un año mas o menos,y lo de los monjes...si,me clavaste la duda.

Ricardo dijo...

Sigo sin ver el perro manejando el taxi... Ja.

Moscón dijo...

Ricardo:
¿Que taxi?

Rucio dijo...

Eso... si no ponés que hay un taxi, yo no lo veo. ¡Y no soy ningún pervertido che!

paola dijo...

A un tercio de las mujeres sáquele un cuarto y allí estoy yo que opina que
* siempre hay un culo para que un hombre hable( o postee),
*que siempre, indefectiblemente, los hombres terminan hablando de un culo de mujer, ya sean camioneros o intelectuales.
*que ese culo no está nada bueno.

Moscón dijo...

Rucio:
¿Será perro o perra?

Moscón dijo...

Paola:
¿Viste que tengo razón?En los tres primeros ítems sintonizás con mis apreciaciones,pero en el cuarto te llevaste puesto los tres tercios femeninos completitos.

AntiKK(Antikingkong) dijo...

Sr Moscon es el post del año de este blog, le sacas un poco mas de ropa a la chica podes cumplir sueños como el programa de tinelli.-

Pero que MONUMENTO AL CULO POR EL AMOR DE D10S....

roberto dijo...

Hola Moscón, te olvidaste de las féminas que pensaron, esta llena de celulitis... a mi no me importa...
y a vos?. Hablará?, los agujeros negros existen solo en teoría o se esconden detras de un pantalón blanco?. Paolita, ustedes son todas bellas pero no me las imagino sin
traste.

Moscón dijo...

Anti:
¿Vo decí que le ponga un caño al blós?Vamos a pensarlo.

Moscón dijo...

Roberto:
Te aseguro que semejante yeguón no moviliza precisamente a enfrentarla a un debate sobre física cuántica a cualquier varoncito que se precie.Por lo menos en este universo.

PD:No puedo comentar en tu blog,el filtro me rebota.

edgardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
edgardo dijo...

menos mal que pasè por el blog, me hizo acordar que tengo que comprar un kilo de nalga bien pulpòsa, ah me olvidaba recordemos que para las otras mujeres ninguna tiene el fisico perfecto.
ya que està avisele a Roberto que yo tampoco puedo comentar en el blog de el, gracias

edgardo dijo...

Servicio para el señor moscòn, si quiere comentar en el blog de Roberto tiene que usar google chrome (se escribe asì?), a mi me funcionò recien.
de nada

Moscón dijo...

Edgardo:
JAJAJA,¿Quien será el carnicero que toca esas nalgas?

Se agradece,pero...estoy desde la notbu de mi mujer y no quiere que le agregue nada,y como si esto fuera poco,le robo la señal de interné a un vecino porque arnet no me soluciona el kilombo del servicio.En la mía si tengo el google cromado y el teclado niquelado.

edgardo dijo...

pollerudo!!!!!!!!!!

Moscón dijo...

Edgardo:
Eso,donde quedó el semental glamoroso que supe ser;sepultado en un cómodo aburguesamiento,manso y sobón,a cambio de que le saque fotos a mi mujer y se las publique en mi blos con al gún epígrafe ingenioso.

Luis Quijote dijo...

¡¡Que horrible, que horrible!!

Si no entienden, les aclaro que lo expresado enteriormente fue por estar pensando en mi compañera de cama. jaja.

PD: Te lo "afane" y lo publique (con reformas y modificaciones) en:
Facebook <=Clic

Moscón dijo...

Luis:
Es injusto,uno siempre comiendo carancho,nunca un ruiseñor,y para colmo,siempre el mismo carancho.

Luis Quijote dijo...

Cierto, Moscón. Un día llegué a casa antes de lo esperado, y encontré a un amigo dándole "maza" a la gorda.
Lo encaré mal. Le dije:
- ¡Dejate de joder! Que lo tenga que hacer yo, porque soy el marido, es una cosa.
Que lo estés haciendo vos, es porque sos un imbécil.

Moscón dijo...

Luis:
Mientras deje un cien en la mesita de luz,y no me toque el dulce de leche de la heladera,todo bien,no me siento choreado.

Luis Quijote dijo...

Genial, Moscón.
Ya hice un cartel con las condiciones y lo pegué en el cuarto.
En lugar de $100 puse "a voluntad".

Hilda dijo...

Moscón, lo digo siempre:
A las hijas no se fotografía!!!!!!!

Moscón dijo...

Hilda:
¿A las hijas de quien?

Hilda dijo...

A las tuyas Moscón.... Los papis sienten un no sé que por sus hijas mujeres... por eso pensé que fotografiabas a tu hija (que también lo tendrá... o ¿ese no se mira? jeje)

Moscón dijo...

Hilda:
Imaginate que mi yerno meó una piedrita que se le desprendió del riñón,y esa semanita que estaba muy dolorido yo le decía:
"Es mi maldición por averte atrevido con mi hija"

Hilda dijo...

Ahí te quería agarrar!!!!

El de su hija es sagrado pero me anda mirando culo ajeno compañero!!!!!
No digo que ande con anteojera pero no ande haciendo promoción de encantos al mejor estilo Tinelli!!!!!!
Aclaro que a mí no me molesta que la piba se luzca ni que los muchachos queden turulatos... pero cuando "tocan a sus nenas" actúen de la misma manera. No se pongan nerviositos...
Exijo igualdad en el trato de todas las hijas!!!!

Moscón dijo...

Hilda:
NAAAAA,jodita,mirá acá,
http://carnespodridas.blogspot.com/2011/01/confieso-que-soy-un-prejuicioso.html

Hilda dijo...

Sí, acabo de entrar... como fanática de Paenza, lo conocía... pero me queda una duda....
¿qué tiene que ver con la igualdad del trato de todas las hijas?
Al menos, empecemos por las nuestras!!!!
Nosotros que tenemos todo oscuramente claro y "negramente" transparente, miremos lo que nos interesa (a mi no me interesan los traseros femeninos)pero después, cuando nos tocan "la nena", "la madre" o "la hermana" a quedarse piola!!! especialmente los papis.

Anónimo dijo...

Potraaaaa!!!!! Te entro como agua al titanic